según se dice en un manual. En su aplicación se utilizan dos bobinas conductoras para transmitir energía a través de distancias cortas. Ambas bobinas deben encontrarse muy próximas

La tecnología de los coches eléctricos avanza a pasos agigantados. La última avanzada del futuro está asomando la nariz en la fabrica japonesa de Nissan. El gran mérito de su nuevo modelo Cero Emisiones: no necesitar cables para la recarga de electricidad. Mediante esta innovación el automóvil podrá repostar sin necesidad de cables en lugares adecuadamente equipados, tales como aparcamientos o estaciones de servicio, será suficiente con ubicarlo cerca de un punto de recarga.

¿Cómo funciona esa maravilla? A través de la denominada ‘carga inductiva’, según explica el fabricante. Se aprovecha aquí la inducción magnética: el “fenómeno que origina la producción de una fuerza electromotriz

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios