La fibra óptica: el futuro ya está aquí

El cable de cobre está muerto, ¡larga vida a la fibra óptica! Sí, este arranque es, en cierto modo, una broma un poco exagerada, pero sirve para hacerse una idea de hacia donde van las telecomunicaciones y las conexiones en estos primeros compases del siglo XXI. Ya hemos explotado el cobre pero necesitamos algo más. Sí, una buena parte de las casas disfrutan de Internet, y pocas son las que no tienen ya ADSL o tecnologías similares, lo cierto es que estamos en condiciones de dar un paso evolutivo y adentrarnos en una nueva realidad.

Hablamos de la fibra óptica, un concepto que se ha ido introduciendo poco a poco en nuestra terminología técnica y, al mismo a tiempo, en nuestras casas (aunque en mucha menor medida, todo hay que decirlo). Lo cierto es que otras comunicaciones antes que las de los hogares ya cambiaron el cobre por la fibra óptica y ahora nos enfrentamos a un nuevo giro que se ha llamado FTTH (Fiber to the home). La nueva generación ya está aquí, y nos proporcionará mayor ancho de banda, conexiones estables y un surtido de posibilidades que hasta ahora no teníamos.

Evidentemente, el proceso para que la fibra óptica sea una realidad en todas las casas es lento y necesita de una inversión de tiempo y dinero considerable, por lo que su implantación a niveles del ADSL está todavía por llegar. Sin embargo, son muchas las compañías que están ya ofreciendo estos servicios, como la nueva fibra óptica de ONO. También otras grandes teleoperadoras como Telefónica están ya en el ajo, y más pronto que tarde veremos cómo esa fibra óptica se convierte en un elemento más de nuestras vidas.

Y, a partir de ahí, la imaginación es el límite, porque el ancho de banda nos permitirá acceder a servicios con los que antes apenas habíamos soñado.

Foto: Fotopedia.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios